¿Qué es el soft power o poder blando en política?

Ensayo sobre El Poder Blando en la Globalización: algunos aspectos de la Comunicación de Aleksandro Palomo Garrido

Palomo defiende que “nadie puede controlar por completo a la opinión pública” pero lo cierto es que como escribía Sylvain Timsit en su decálogo Diez estrategias de manipulación mediática (falsamente atribuido a Noam Chomsky), existen formas muy factibles de persuadir a la audiencia, como crear problemas y después ofrecer soluciones o utilizar el aspecto emocional mucho más que la reflexión. (Jackson, 2014)

Aunque el autor se centra en el poder blando, no describe claramente lo que es. Es necesario ir leyendo el texto para comprender más o menos a lo que se refiere. A continuación trataré de analizar brevemente el concepto.

A saber, durante mucho tiempo se consideró hard power, es decir, el poder del Estado radicado en su potencia militar y económica, como el factor determinante sobre su capacidad de influencia. Sin embargo, ahora la naturaleza del poder es más compleja que nunca, gracias a la llegada de la revolución digital y a la creación de redes que nos han imbuido en la era digital, en un mundo globalizado, con más plataformas y más intereses que compiten por la influencia mundial.

En las antípodas de este concepto encontramos el soft power, término que fue acuñado por primera vez en 1990  por Joseph Nye y del que muchos políticos han hecho uso. En un vídeo emitido en el programa ‘Efecto Naim’ se analizaba el concepto y los diferentes usos que se han hecho de él. Entre los más populares podemos recordar a Hilary Clinton, cuando en 2009 lo utilizó para atraer los votos de los americanos como Secretaria de Estado de Estados Unidos o Hu Jintao, presidente de China en 2007. En el Congreso Anual del Partido Comunista de China centró su discurso en el desarrollo de ese blando poder, que se centra en la persuasión y la seducción, y que pretende incidir en  la habilidad de “obtener lo que quieres a través de la atracción antes que a través de la coerción o de las recompensas” (Nye, 2004:127-147).

“El Índice Elcano de Presidencia Global, indica que “España ha registrado un notable aumento de su presencia global desde 1990, apoyado en el crecimiento de su dimensión blanda”

En España, a pesar de la crisis económica vivida en los últimos años, el poder blando se ha desarrollado de forma adecuada. Como norma general, los españoles estamos acostumbrados a ser bien recibidos en el exterior. Y los datos lo demuestran. Un interesante análisis del año 2016 publicado por el Índice Elcano de Presidencia Global, indica que “España ha registrado un notable aumento de su presencia global desde 1990, apoyado en el crecimiento de su dimensión blanda. Dentro de esta, destaca la variable de turismo, siendo el segundo país con mayor número de visitantes extranjeros solo por detrás de Estados Unidos.”

Tras los últimos altercados ocurridos con el procés catalán, el poder blando en España puede verse influido de forma negativa. Y de hecho, ya se han producido manifestaciones en diferentes países, como Bélgica o Nueva Zelanda para posicionarse a favor de Cataluña. En el análisis se apuntaba también que “Cataluña es la comunidad autónoma que lidera el poder blando de España en el exterior; es decir, la que más aporta a la proyección española en el extranjero en campos tales como la inmigración, el turismo, la ciencia, los deportes o la información”. Por lo tanto, no sería extraño que la imagen de nuestro país se vea deteriorada en un futuro cercano.

La lucha política por el pensamiento único

Ya vemos que en los últimos años hemos asistido, y aceptado  la creación de numerosos conceptos referentes al poder y al pensamiento relacionado con elementos políticos y sociales. Otro de los términos a los que no se hace mención directa en el texto pero que considero fundamental explicar en relación al tema, es el pensamiento único. Desde la caída del muro de Berlín hasta el año 2000 se desarrolló una concepción política ‘de talla única’, o una única política posible. Originalmente, se basó en la economía pero a partir de ahí se dispersó al conjunto de las actividades sociales. Sin ahondar en las extensas definiciones de Ignacio Ramonet, precursor de este pensamiento en el siglo XX, se podría resumir el pensamiento único con la definición que daba Schopenhauer, como la de “aquel pensamiento que se sostiene a sí mismo, constituyendo una unidad lógica independiente, sin tener que hacer referencia a otras componentes de un sistema de pensamiento.” Esta ideología representa un modo de ver la realidad política, económica, y social, pero se niega a presentarse como tal, y en este contexto, los medios de comunicación juegan un papel muy importante, pues la gran mayoría están dominados por un pensamiento único.

El objetivo del pensamiento único es el ideal que muchos partidos políticos buscan. Lo curioso es que aunque parezca falso, solo el 51.7 % de la población global utiliza internet según los últimos datos recogidos por Internet World Stats. Es decir, la mitad de la población a nivel mundial recibe información generada por internet. Pero, ¿y el resto de la ciudadanía? La geografía juega un papel fundamental y es que como aborda Palomo en su ensayo, “persiste una brecha entre el centro y la periferia del sistema global a la hora de ubicar a los usuarios de las nuevas tecnologías de la información” (Palomo, 2014:113).

Lo que se inventó para crear lazos de conexión y proveer información, desde cualquier lugar al mundo entero, ha acabado convirtiéndose en lo contrario. Se ha generado una concentración mucho mayor de la industria proveedora de contenidos de Internet -así como de tecnología de Internet- que de cualquier otro tipo de industria y se concentra fundamentalmente en las principales áreas metropolitanas de los principales países del mundo (Castells, 2001).

El autor menciona también la persecución de los “ciberdisidentes”.  En mi opinión, comparto la idea de Villamil de ejercer el derecho y la capacidad de protesta sin intermediarios creando nuestros propios espacios, ya que “las coyunturas se han ido gestando a partir de la reciudadanización de las protestas sociales. Los partidos, los sindicatos y las viejas clientelas quedaron rebasados” (Villamil, 2014). De este modo, se podría considerar este nuevo término de “ciberdisidencia” como una vía de escape de ese pensamiento único explicado previamente.

BIBLIOGRAFÍA

 Álvarez, C. (1998) ¿Qué es el Pensamiento Único? Área de Investigación y Publicaciones del INET en Córdoba.

ATTAC, Informativo (2010) La manipulación mediática. El Grano de Arena. Informativo Semanal 569.

Castells, M. (2001): Internet y la Sociedad Red. Universitat Oberta de Catalunya

Garcia, J. (2011) El Pensamiento Único (un repaso histórico). Revista para una nueva civilización.

Índice Elcano de Presencia Global.(2016) España. Presencia Blanda. [Visto en http://explora.globalpresence.realinstitutoelcano.org/es/country/iepg/global/ES/ES/2016 ]

Internet World Stats (2017) World Internet Usage And Population Statistics. June 30, 2017 [Visto en: http://www.internetworldstats.com/stats.htm ]

Jackson, B. (2014) Las 10 Estrategias de Manipulación Mediática. Sito web Creative Katarsis [Visto en: https://creativekatarsis.com/10-estrategias-de-manipulacion-mediatica/]

Joaquín, E.(2000): Contra el pensamiento único. Alianza. Suma de Letras. Madrid.

Naim, M. (2015) Joseph Nye: las formas del poder. El efecto Naim. [Visto en: http://efectonaim.net/joseph-nye-las-formas-del-poder/ ]

NYE, Joseph S.. Prefacio y Capítulo 5 “El poder blando y la política exterior americana”, en Soft Power, Public Affairs, New Hampshire, 2004, 127-147 [Visto en: http://www.relacionesinternacionales.info/ojs/article/view/218.html]

Ortiz, J. (2000)Medios de comunicación y pensamiento único. [Visto en  https://www.nodo50.org/eltransito/articulosrobados/ortiz.htm ]

Palomo Garrido, A. (2014). El poder blando en la globalización: algunos aspectos de la comunicación en el sistema internacional. Panorama, 8(15), 102-115.

Villamil, J. (2014): Ciberdisidencias: De la primavera árabe a Snowden.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s